Página do Microcrédito

o 1º Weblog sobre microcredito/microcredit & microfinanças/microfinanzas/microfinances

Microcréditos para mujeres inmigrantes: ¿Tienen utilidad real estas herramientas en España?

Posted by Página do Microcrédito em 14 abril, 2007

Para que los microcréditos triunfen es necesaria otra política migratoria, más formación y ayudas a la mujer. Dos especialistas y dos emprendedoras explican las carencias y efectos de los microcréditos que se conceden en España.

Olga Berrios / Redacción (23/03/2007)

¿Una moda?, ¿un invento inviable?, ¿una oportunidad para salir de la pobreza? Cuando las pioneras fueron las organizaciones sociales, ahora grandes bancos y cajas se apuntan al fenómeno de los microcréditos.

Y es que, desde que nacieron en los 70 en Bangladesh, estos instrumentos han experimentado un gran crecimiento alrededor del mundo.

En España, se calcula que el volumen de dinero que mueven los microcréditos ha crecido de 1.1 millones de euros en 2001 a un total de 62.1 millones de euros en 2005.

Nantik Lum es una entidad especializada en el estudio de las microfinanzas y esta semana ha celebrado en Madrid una jornada de conferencias sobre microcréditos e inmigración en la que han participado tanto expertas en la materia (el fenómeno está protagonizado principalmente por las mujeres) como sus protagonistas: las emprendedoras.

Los “papeles” y el idioma

¿Qué son los microcréditos?
Son pequeños préstamos realizados a prestatarios demasiado pobres como para que les concedan un préstamo en un banco tradicional.

Los microcréditos posibilitan, especialmente en países en vías de desarrollo, que muchas personas sin recursos puedan emprender proyectos laborales por su cuenta.

Para Julia García Vaso, todo es “manifiestamente mejorable”. Ella es directora de formación y proyectos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA-España).

En su opinión, uno de los primeros obstáculos para el emprendimiento de las personas inmigrantes en España es la misma normativa migratoria, ya que sin permiso de trabajo es imposible emprender.

Otra barrera es el idioma, así que son las mujeres hispanoamericanas las que mayoritariamente acceden a estas ayudas, quedando muchas otras fuera.

Al programa de microcréditos que esta organización gestiona con el Instituto de la Mujer, La Caixa y varias asociaciones de mujeres empresarias han llamado unas 1.400 mujeres. De entre todas estas solicitudes, sólo 48 se han convertido en microcréditos consolidados.

Una experiencia de emprendimiento

Amanda Estrada Rivero tenía un restaurante que vendía de 80 a 100 menús diarios y el doble los fines de semana. Sin embargo, la violencia en su país hizo que ella y su marido decidieran migrar desde Colombia a España.

“Vendimos todo y queríamos instalar aquí un negocio similar”, cuenta. Entonces se encontraron con una primera dificultad: los papeles. Los consiguieron tiempo después, trabajando en situación irregular como informático él y como cuidadora de niños ella.

No habían olvidado su sueño de volver a montar su propia empresa, pero una segunda dificultad lo alejaba. Los bancos exigían demasiados requisitos como para acceder al préstamo que necesitaban.

Entonces contactaron con Fundació Un Sol Món y Transformando. Les concedieron un microcrédito que representa el 85% de la inversión en el negocio, además de asesoramiento.

Integración en el mundo financiero

María Isabel Guerrero pasó por una situación muy parecida. Ella llegó desde Venezuela y se casó. Con su marido se dedicó 5 años a investigar para abrir un negocio de pastelería artesanal.

Ninguna institución financiera apoyó la propuesta, hasta que el Banco Mundial de la Mujer les facilitó el 50% del dinero necesario. Actualmente está pensando ya en abrir su segunda tienda.

Ahora en su banco ni siquiera le piden aval, por lo que piensa que los microcréditos no sólo abren una puerta a un proyecto económico, sino a las instituciones financieras que en un primer momento les rechazan.

Situación de la mujer

Pilar García del Pozo es periodista y colaboradora del Banco Mundial de la Mujer. Piensa que uno de los mayores retos está en la situación de la mujer: “A pesar de que somos un país con una alta tasa de mujeres formadas, somos unos de los que más desempleadas tenemos. Los conceptos de empleo y maternidad siguen enfrentados en nuestro país”.

Apunta que las mujeres autónomas dedican 60 horas semanales a su empleo, por lo que su éxito en el negocio depende mucho de tener ayuda (pareja u otros familiares) o de no tener cargas familiares.

En su opinión los microcréditos son una buena herramienta, “pero son sólo un primer escalón”. Deben ir acompañados de formación, seguimiento, reciclaje, medidas políticas y más ayudas, especialmente dirigidas a las mujeres.

Fuente: http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=8652

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

 
%d blogueiros gostam disto: